BIENVENIDO!!!

La Iglesia Episcopal Diócesis de Panamá le da la bienvenida a su blog. Aquí podrá enterarse de los últimos acontecimientos que suceden a nivel nacional e internacional. Tenemos artículos que contienen archivos que pueden ser descargados y utilizados para su reproducción. Esperamos que disfrute este pequeños espacio. Dios lo Bendiga.

viernes, 13 de marzo de 2015

MEDITACIONES DE CUARESMA - 13 DE MARZO



CREO QUE TODA NIÑA, NIÑO Y FAMILIA MERECE EMPEZAR LA VIDA CON SALUD

“Señor, ¿cuándo te vimos con hambre, y te dimos de comer? ¿O cuándo te vimos con sed, y te dimos de beber? ¿O cuándo te vimos como forastero, y te dimos alojamiento, o sin ropa, y te la dimos? ¿O cuándo te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?”  —Mateo 25:37b-39


Imagínense una criatura que acaba de nacer y una madre que espera ansiosamente que ese hijo o hija empiece a mover los deditos de las manos y los pies y que lance ese primer grito lleno de vida. Y ahora imagínense la ansiedad de prolongar esa espera por 18 meses, que es el tiempo necesario 
para determinar si la hija o el hijo de una mamá con VIH/sida también 
contrajo esa enfermedad.

La Agencia de Servicios Anglicanos de Desarrollo de Nyanza tiene en la ciudad de Kisimu, en Kenia, un programa educativo que se llama “Madres a madres”. El 95 por ciento de los bebés cuyas madres completan ese programa resultan ser seronegativos. Las madres están tan orgullosas de haber hecho todo lo posible por que sus hijas e hijos empiecen la vida con salud. Lamentablemente esta es una de muchas enfermedades que afectan desproporcionadamente a la gente pobre, tanto al nacer como durante el transcurso de sus vidas.

Esta escritura de Mateo nos recuerda que, entre la gente pobre, el hambre, la sed y la enfermedad existen desproporcionadamente. Muchos son extranjeros y algunos están encadenados, ya sea literal o figurativamente. Nosotros, sus hermanas y hermanos, somos llamados a servir en una fe que se basa en el amor, la paz y la justicia. Por eso debemos ayudar a transformar comunidades 
y vivir de tal modo que la paz, la seguridad y el bienestar acompañen a los bebés desde su primer aliento.

—Kellie McDaniel




LENT MEDITATION FRIDAY, MARCH 13

I BELIEVE THAT ALL CHILDREN AND FAMILIES DESERVE A HEALTHY START IN LIFE

“Lord, when was it that we saw you hungry and gave you food, or thirsty and gave you something to drink? And when was it that we saw you a stranger and welcomed you, or naked and gave you clothing? And when was it that we saw you sick or in prison and visited you?”
—Matthew 25:37b-39

Imagine a child being born, a mother holding her breath until all ten fingers and toes wriggle, breathlessly awaiting that heart-warming first cry. Now, imagine holding that same breath for eighteen months, the time needed to determine if a child born to a mother with HIV/AIDs
has contracted the disease.

Through their Mothers-to-Mothers education program, Anglican Development Services-Nyanza in Kisumu, Kenya, has a 95 percent HIV-negative graduation rate for such children. The mothers beam
with pride for having done everything they can to ensure their babies have a healthy start. Unfortunately, HIV is only one sickness among many that disproportionately impact the poor at birth and over their lifetimes.

Scripture reminds us of disproportionate hunger, thirst and sickness among the poor. Most are strangers, and some are imprisoned, either literally or figuratively. As their brothers and sisters in service to a faith based on love, peace and justice, we must help transform communities and lives so that peace, security and wellness are present at the first drawing of breath.

—Kellie McDaniel


Material Producido por: www.episcopalrelief.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario