BIENVENIDO!!!

La Iglesia Episcopal Diócesis de Panamá le da la bienvenida a su blog. Aquí podrá enterarse de los últimos acontecimientos que suceden a nivel nacional e internacional. Tenemos artículos que contienen archivos que pueden ser descargados y utilizados para su reproducción. Esperamos que disfrute este pequeños espacio. Dios lo Bendiga.

lunes, 4 de febrero de 2019

Conferencia Global sobre la Fraternidad Humana


Abu Dabhi - UEA

Desde la fundación de los Emiratos Árabes en Diciembre de 1971, han prestado especial atención a los temas de diálogo, tolerancia, fraternidad y paz. También han ofrecido un modelo al mundo,  aplicando estos valores a través de la coexistencia y tolerancia entre varias culturas, razas y expresiones de FE que conviven en el mundo. 

Bajo el auspicio de los Emiratos Árabes, se reunirán en Abu Dabhi, capital de los Emiratos, los días 3 y 4 de Febrero 2019, reconocidos líderes religiosos de alrededor del mundo para la “Conferencia Global de Fraternidad Humana”. Líderes religiosos, intelectuales prominentes, personalidades de los medios de comunicación, todos de varias regiones del mundo se hacen presente en la conferencia, con el objetivo de alcanzar una gestión de cooperación mutua y así llegar a la realización de la meta final: fraternidad humana.

Los tres temas a desarrollar son los siguientes:
·      Principios de la Fraternidad Humana
·      Desafíos que enfrenta la humanidad para alcanzar la Fraternidad Humana
·      Responsabilidad en Común para alcanzar la Fraternidad Humana

Este evento es histórico, pues se lleva a cabo por primera vez en una nación musulmana:Abu Dahbi. Aquí se ha creado algo nuevo, un Ministerio de la Tolerancia y la felicidad, con leyes y políticas públicas y han declarado el 2019 como el Año de la Tolerancia.  Este tema, definido desde la cultura en los Emiratos Árabes, significa la reunión de diferentes expresiones religiosas para la construcción de una fraternidad en la familia humana.  Es una invitación a que regresemos a las raíces y enseñanzas de nuestras tradiciones de FE. 

El dialogar entre nosotros no será suficiente. Se espera que los líderes  den un testimonio de respeto y unidad como testimonio a seguir.  Por ejemplo: Ser mejores judíos, mejores musulmanes, mejores cristianos, mejores budistas, etc.  y así el mundo será un mejor lugar, donde el ser humano viva con dignidad y respeto unos por otros.

A la Conferencia Global sobre la Fraternidad Humana ha sido invitado a participar Su Gracia Julio E. Murray, Primado de la Iglesia Anglicana de la Región Central de América, Obispo de la Iglesia Anglicana-Episcopal de Panamá, presidente del Comité Ecuménico de Panamá  por su valiosa labor en la defensa y promotor de soluciones y propuestas integrales en la defensa de NNA.

La conferencia concluirá con una reunión histórica de dos líderes prominentes en el mundo de hoy: Su Eminencia Dr. Ahmed El-Tayed, Gran Imán de Al-Azhar Al-Sharif y director del Consejo de Ancianos Musulmanes y su Santidad el Papa Francisco, Líder de la Iglesia Católica de Roma.

Esta Conferencia es un paso más en la dirección correcta para dar testimonio real de participación de diversos lideres religiosos del mundo a favor de una causa común: la Fraternidad Humana.  Estaremos pendientes de los resultados de este evento tan importante.

domingo, 1 de abril de 2018

Mensaje de Cuaresma, Pascua de Resurrección


1 de Abril




La Resurrección de Cristo

Ahora, hermanos, quiero que se acuerden del evangelio que les he predicado. Éste es el evangelio que ustedes aceptaron, y en el cual están firmes. También por medio de este evangelio se salvarán, si se mantienen firmes en él, tal como yo se lo anuncié; de lo contrario, habrán creído en vano. En primer lugar les he enseñado la misma tradición que yo recibí, a saber, que Cristo murió por nuestros pecados, según las Escrituras; que lo sepultaron y que resucitó al tercer día, también según las Escrituras; y que se apareció a Cefas, y luego a los doce. Después se apareció a más de quinientos hermanos a la vez, la mayoría de los cuales vive todavía, aunque algunos ya han muerto. Después se apareció a Santiago, y luego a todos los apóstoles. Por último se me apareció también a mí, que soy como un niño nacido anormalmente. Pues yo soy el menos importante de los apóstoles, y ni siquiera merezco llamarme apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. Pero soy lo que soy porque Dios fue bueno conmigo; y su bondad para conmigo no ha resultado en vano. Al contrario, he trabajado más que todos ellos; aunque no he sido yo, sino Dios, que en su bondad me ha ayudado. Lo que importa es que, tanto yo como ellos, esto es lo que hemos predicado, y esto es lo que ustedes han creído.

La resurrección de los demás

Pero si nuestro mensaje es que Cristo resucitó, ¿por qué dicen algunos de ustedes que los muertos no resucitan? Porque si los muertos no resucitan, entonces tampoco Cristo resucitó; y si Cristo no resucitó, el mensaje que predicamos no vale para nada, ni tampoco vale para nada la fe que ustedes tienen. Si esto fuera así, nosotros resultaríamos ser testigos falsos de Dios, puesto que estaríamos afirmando en contra de Dios que él resucitó a Cristo, cuando en realidad no lo habría resucitado si fuera verdad que los muertos no resucitan.

1 Corintios 15:1-15





En medio de las múltiples tareas de mi llamado y vocación está la de ser un sembrador.  Hay que sembrar la semilla de la resurrección.  He encontrado que mucha gente sigue a Cristo por diversas razones.  Unos porque hace milagros, otros porque hace curaciones o porque habla y enseña por medio de parábolas; pero cuantos son los que siguen a Cristo porque es el Hijo de Dios y como Hijo de Dios, ¡¡¡rompe las cadenas de la muerte y está VIVO!!!  En el pasaje del Apóstol Pablo que acabamos de leer, él asegura que muchos vieron al Cristo crucificado como el Cristo Resucitado.   Al inicio le fue difícil proclamar esta buena noticia a los gentiles, por su historia de perseguir a la primera Iglesia (Hechos 9:1-3).  Una de las credenciales más importantes del Apóstol Pablo fue la de ser testigo de Jesucristo resucitado (Hechos 9:3-6) luego de su encuentro con él, su forma de pensar cambio, su vida cambio, su nombre cambio y su trabajo cambio (Romanos 12:1-2). Tú también puedes cambiar una vez que hayas tenido un encuentro con el Resucitado y como Pablo toda tu existencia será transformada al punto que serás un agente de la transformación que tanto necesita nuestra sociedad.


Nuestro pueblo necesita más testigos de la Resurrección de Cristo.  Como seguidores del Nuevo Pacto, nuestro mensaje debe incluir el poder de la resurrección sobre la muerte.  Porque la resurrección de Jesús no tiene parecido alguno con el episodio de Lázaro que fue “revivido”. La resurrección no es una vuelta hacia atrás sino un paso hacia adelante. Un paso hacia otra forma de vida, otra forma de relacionarnos con Dios por medio de Jesucristo.

Nuestra afirmación de la Resurrección es una verdad de FE que no hay que explicar, es la Fe profunda que tenemos que tenemos que encarnar.


“Jesus está vivo”, no pudieron hundirlo en la muerte. Dios lo ha resucitado, lo ha sentado a su derecha, confirmando la veracidad y el valor de su vida con la tarea de ser nuestro juez. Dios respalda la causa del Crucificado. ¡¡¡El Crucificado es el Resucitado, VIVE!!!  Creer en la resurrección es creen que su Palabra, su Proyecto y su Causa – El Reino de Dios – expresan el valor fundamental de nuestra FE y nuestra Vida. Lo importante es creer como Jesús y creer a Jesús.  Creyendo con esa FE de Jesús es que se hace la transformación para que vivamos HOY en una tierra nueva con un Cielo Nuevo con Justica.  Es aquí donde se hacen las transformaciones de la realidad de muerte en que vive el pueblo de Dios.  Se empieza en la Familia, en el Colegio, la Universidad, La Iglesia, La FABRICA, LA EMPRESA,…  Se hace por medio del discipulado intencional, cuando contagiamos a las personas de la Buena Noticia del Evangelio y la gente acepta a Jesucristo como Señor y único Salvador.  Es hora para que la Iglesia renueve su compromiso profético.  Es hora de hacer nacer en el doloroso parto de la Historia, no como fruto de nuestra planificación sino como don gratuito de Aquel que viene. No hay que esperar que suene la hora escatológica – que ya sonó en su resurrección- sino hacer realidad en nuestro mundo el Reinado del Resucitado y su Causa: Resino de Vida, de Justicia, de Amor y de Paz.  ¡¡¡Así sea, AMEN FELIZ PASCUA DE RESURRECCION!!!



+Julio E. Murray

Obispo de Panamá y Costa Rica

sábado, 31 de marzo de 2018

Mensaje de Cuaresma, Sábado Santo


31 de Marzo

Por eso, así como Cristo sufrió en su cuerpo, adopten también ustedes igual disposición. Pues el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado,  para vivir el resto de su vida conforme a la voluntad de Dios y no conforme a los deseos humanos. 3 Por mucho tiempo hicieron ustedes las mismas cosas que hacen los paganos, pues vivían entonces en vicios, malos deseos, banquetes y borracheras, bebiendo con exceso y adorando ídolos abominables. Ahora, como ustedes ya no los acompañan en los excesos de su mala vida, ellos se extrañan y hablan mal de ustedes. Pero ellos tendrán que rendir cuentas ante aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos. Pues aun a personas muertas se les anunció la buena noticia, para que pudieran vivir en el espíritu, según Dios, aunque en este mundo hubieran sido juzgados en el cuerpo, según los hombres.

Ya se acerca el fin de todas las cosas. Por eso, sean ustedes juiciosos y dedíquense seriamente a la oración. Haya sobre todo mucho amor entre ustedes, porque el amor perdona muchos pecados.
1 Pedro 4:1-8


En el primer capítulo de Marcos, versículos 12 -13 leemos lo siguiente: “Después de esto, el Espíritu llevó a Jesús al desierto. Allí estuvo cuarenta días viviendo entre las fieras y siendo puesto a prueba por Satanás;…”

Ante la eminencia de la celebración de la cuaresma es menester que cada uno de nosotros nos formulemos la siguiente pregunta: ¿Qué significado tiene para mí, la cuaresma? Al entrar en el proceso de buscar la respuesta estaremos realizando una auto-evaluación y un análisis de cómo ha sido mi vida hasta ahora.

Tal vez, para algunos de nosotros es el período del año en que hacemos el sacrificios de dejar de hacer algunas cosas que nos gusta; otros, dejar de comer las delicias que nos place; otros aún más, nos entregamos a algún acto de servicio. Y, la lista es larga del “sacrificio” que hacemos.

Terminado el período de cuaresma retornamos a nuestra vida normal sin ningún cambio o transformación, ni decisiones con respecto a cómo viviremos de ahí en adelante. En el caso de Jesús, Él emerge del desierto fortalecido con la convicción de llevar a cabo la misión que le fue encomendada por Dios.

Para Jesús, esos cuarenta días significaron el período en que fue templado (cual acero que es templado en el fuego) para ir y cumplir con su misión. Nosotros, como fieles discípulos, que hemos sido incorporados a su cuerpo por medio de nuestro bautismo y con eso tenemos el ejemplo a seguir. Nuestro Pacto Bautismal recoge la esencia de nuestro accionar en el mundo que nos rodea.

Debemos traer a colación lo que fue esa primera cuaresma; sacarle su significado y vivir con el ejemplo que nos da. Ello debe llevarnos a cumplir efectivamente con lo que hemos pactado y no pensar que tenemos que ofrecer sacrificios porque el sacrificio ya se ha ofrecido y Jesús es el sacrificio.

Al enfocarnos en la vivencia de esa primera cuaresma, hagámoslo siempre conscientes de nuestras respuesta a cada una de las preguntas hechas en nuestro Pacto Bautismal.

Así lo haré con el auxilio de Dios.”

Revdo. Walter E. Smith B.